Cómo hacer un Plan de Marketing en Redes Sociales paso a paso

Escuela Marketing and Web - Cómo hacer un Plan de Marketing en Redes Sociales paso a paso

¿Ya tienes tu plan de plan de marketing en redes sociales para este año?

Hace unos días, planeaba con mi familia unas vacaciones muy lejos de mi país.

Nuestro abuelo, quien viaja mucho, sugirió que buscáramos un mapa. Las reacciones de sorpresa de los más jóvenes no se hicieron esperar: ¡pero si existe waze y google maps!

No importa que esté en tu celular o en un papel, un mapa es una herramienta muy valiosa para emprender un viaje.

Podemos hacer una analogía con nuestro plan de marketing en redes sociales.

Es decir, nos va a guiar para tener éxito en la administración de nuestras plataformas.

Master Marketing Digital Online

¿Qué es un Plan de Marketing en Redes Sociales?

Un plan de marketing en redes sociales es nuestro mapa en el viaje hacia nuestros objetivos de comunicación y marketing.

Es decir, es un documento que nos va a indicar qué estrategias y acciones tenemos que hacer en cada una de las redes sociales para alcanzar los objetivos de marketing de la empresa.

Si de verdad quieres tener presencia en redes sociales y quieres obtener resultados, es imprescindible contar con esta hoja de ruta para saber en todo momento qué tenemos que hacer, cuándo, dónde y quién debe de hacerlo.

Muchas empresas fracasan en redes sociales por no poseer una estrategia, pero no te preocupes porque a lo largo de este artículo vas a aprender a crear un plan de marketing en redes sociales paso a paso.

Beneficios de crear estrategias de marketing en redes sociales

El beneficio más evidente es que, al igual que con la historia del mapa, un plan de marketing en redes sociales nos va evitar equivocar el rumbo. Pero además:

1. Nos da seguridad.

Cuando no sabemos dónde estamos ni hacia dónde vamos, cada paso puede causar incertidumbre.

Esto es así en todas las áreas de la vida. La comunicación y el marketing no son una excepción.

2. Nos organiza el trabajo diario.

Sabremos cómo y cuando se va a ejecutar determinada acción. También quién será el responsable.

3. Nos permite vacunarnos contra objetos relucientes.

Todos los días nacen herramientas y opciones nuevas. Pero tener las cosas claras nos permite decir «no» cuando algo no nos acerca a lo que queremos conseguir.

4. Nos ayuda a ahorrar recursos.

¿Has escuchado el dicho de que el camino más cercano entre dos puntos es una línea recta?

Con un plan de marketing en redes sociales podemos trazar una línea recta en el mapa. Evitamos gastar tiempo y dinero dando muchas vueltas.

5. Nos permite identificar aquello que no funciona y cambiarlo a tiempo.

Aunque la estrategia de marketing en redes sociales nos hace más efectivos, ni de cerca somos infalibles.

Habrá errores y desaciertos. La ventaja es que nos daremos cuenta más rápidamente y podremos rectificar.

Por todo lo anterior, hoy nos embarcaremos juntos en la aventura de crear nuestro plan de gestión de redes sociales.

Cómo hacer un Plan de Marketing en Redes Sociales paso a paso

Si buscamos en internet, podremos encontrar diversas fórmulas para crear estrategias de marketing en redes sociales.

Lo más importante es que, independientemente de cómo organicemos esta labor, no dejemos de lado los puntos esenciales.

El plan de marketing en redes sociales es la herramienta que guiará nuestro trabajo por varios meses.

En este artículo, vamos a ordenar su creación en 7 pasos:

➡ 1. Auditoría de nuestras Redes Sociales

Siguiendo con nuestra analogía del viaje y el mapa, la auditoría de redes sociales nos permite entender el punto de partida.

Es decir, nuestra situación actual en RRSS.

Nos hacemos preguntas como:

  • ¿Qué hemos estado haciendo bien en RRSS?
  • ¿Qué errores hemos cometido?
  • ¿Cómo está la competencia?
  • ¿Qué contenidos funcionan mejor?
  • ¿Cuáles han sido los resultados de nuestras campañas?
  • ¿Qué dice la gente sobre nosotros?
  • ¿Qué acciones generan más engagement?
  • ¿En qué RRSS interactúa más nuestra comunidad?
  • ¿Cómo se comporta realmente nuestro buyer persona en RRSS?
  • ¿Qué herramientas hemos utilizado en el pasado?

Una herramienta muy útil en esta etapa es el análisis DAFO.

Podemos evaluarnos a nosotros mismos y a nuestra competencia desde un punto de vista interno, y también en contexto.

DAFO significa:

Debilidades. Puntos débiles a nivel interno que pueden entorpecer nuestro viaje hacia los objetivos planteados.
Amenazas. Puntos negativas externos que podrían afectar los planes para alcanzar los objetivos.
Fortalezas. Características propias que pueden verse como ventajas competitivas.
Oportunidades. Factores externos que podemos aprovechar a nuestro favor.

Análisis DAFO en Redes Sociales

Conocer nuestro punto de partida en el panorama social nos va a permitir establecer cómo llegar a nuestro destino de la mejor manera.

Por eso este análisis no puede hacerse a la ligera: debe ser un proceso riguroso y objetivo.

➡ Perfilar el Buyer Persona

El buyer persona es la representación semi-ficticia de nuestro cliente ideal.

¿Qué quiere decir esto?

Que es un perfil o avatar que creamos para poder visualizarlo. Aunque es una persona que “inventamos”, no es del todo ficticia porque se basa en datos reales.

No podemos gestionar bien nuestras redes sociales si no conocemos a esa persona que se conecta con nosotros a través de un teclado.

Para crear nuestro buyer persona tenemos en cuenta:

  • Su nombre. Asignarle un nombre que lo represente nos ayuda a humanizarlo y empatizar con él/ella.
  • Su fotografía. Le buscamos una cara que nos permita visualizarlo mejor. Puede ser cualquier imagen de internet que tenga sus características.
  • Sus datos demográficos. Estos son datos generales como sexo, lugar de residencia, etc. Aunque no son muy personales, nos ayudan a darle una primera ubicación.
  • Perfil profesional. Todo lo referente a sus estudios, profesión y puestos de trabajo.
  • Perfil psicológico. Empezamos a detallarlo mejor: su personalidad, miedos, deseos, frustraciones. Este rubro es muy importante porque determina cómo podemos empatizar con el/ella en RRSS.
  • Otras características personales. Se trata de rasgos particulares que nos permiten humanizarlo más como hobbies, costumbres, amigos, familia, comportamiento en digital, etc.

Para un buen resultado con nuestra estrategia de marketing en redes sociales, la creación del buyer persona debe basarse en información real y confiable.

Podemos obtener dicha información de diversas fuentes.

Por ejemplo, de nuestra propia experiencia con los clientes, investigaciones existentes,  pequeñas encuestas online, entrevistas, nuestras redes sociales, etc.

➡ Determinar los recursos disponibles

Al igual que con un viaje, los recursos disponibles determinan en gran medida nuestra gestión.

Podemos querer ir por toda Europa en coche, tener el mapa para ello… pero si no contamos con dinero y tiempo no lo vamos a lograr.

Antes de trazar nuestro recorrido, debemos hacer un recuento de aquello con lo que contamos.

Porque no queremos quedarnos sin gasolina y/o comida a medio camino, ¿verdad?

Nuestro plan de marketing en redes sociales debe construirse tomando en cuenta los recursos disponibles para su ejecución.

En nuestro camino hacia nuestros objetivos en redes sociales necesitamos recursos muy variados:

Dinero.

Crear un perfil o página en una red social es gratuito. Su gestión no lo es. Por ejemplo, si queremos ganar visibilidad con campañas de facebook ads, vamos a necesitar un presupuesto para ello.

Tiempo.

Nuestro recurso más valioso. Hay objetivos que sin tiempo no se pueden lograr ni con todo el dinero del mundo.

Humanos.

Se refiere al equipo de trabajo y a esas habilidades particulares que nos pueden permitir hacer cosas diferentes. Por ejemplo, alguien en el equipo que sea muy bueno creando videos.

Otros como herramientas disponibles, etc.

Recursos Social Media Plan

Una vez que sepamos con qué recursos contamos podemos hacer la mejor distribución de éstos, y trabajar de una manera más tranquila y efectiva.

➡ 4. Definir los objetivos y KPIs

En redes sociales podemos tener objetivos de marketing y de comunicación.

Los primeros tienen como fin principal transmitir los mensajes de la empresa u organización, mientras que los segundos están más orientados a la comercialización.

Debe haber coherencia entre los objetivos de comunicación y los de marketing.

También es importante medirlos. Por eso van de la mano con los KPI, de los cuáles hablaremos más adelante.
Objetivos en nuestras RRSS

Son aquellas cosas puntuales que queremos conseguir con la gestión de nuestras redes sociales.

El destino final de nuestro viaje; el punto final en nuestro mapa.

Si queremos tener éxito en redes sociales, debemos escoger unos pocos objetivos relevantes y trabajar por ellos.

Los objetivos deben ser SMART; inteligentes por sus siglas en inglés.

Este acrónimo significa además:

  • Específicos. En lugar de plantearnos algo como “aumentar los seguidores en facebook”, especificamos una cifra: conseguir 1000 seguidores en esta red social.
  • Medibles. Para saber si avanzamos, debemos ser capaces de medir objetivamente nuestro avance.
  • Alcanzables. No hay que ser conformista, pero tampoco establecer objetivos que nos conduzcan hacia la frustración. Alcanzar 1000 seguidores es posible incluso para una pequeña empresa. Plantearte sumar un millón de nuevos likes en este mismo periodo es muy irreal.
  • Relevantes. Los objetivos deben tener impacto positivo en la marca.
  • Delimitados en el tiempo. Regresamos a nuestro objetivo y le ponemos fecha límite: “alcanzar 1000 seguidores en Facebook en un mes.”

Si nos trazamos objetivos, las RRSS pueden ser muy útiles para conectar con nuestra audiencia, atraer tráfico hacia nuestra web e incluso vender nuestros productos y servicios.

KPIs

Los KPIs en redes sociales son métricas que nos van a permitir medir si nuestro plan de marketing en redes sociales nos está acercando a la consecución de los objetivos planteados. Al igual que estos, deben ser SMART.

Algunos puntos que podemos medir en redes sociales usando distintos KPIs:

  • Alcance. Por medio de métricas de las plataformas podemos saber a quienes hemos impactado en nuestras RRSS.
  • Engagement. Existen varios KPIs para determinar el nivel de compromiso de nuestra comunidad. Un ejemplo es la tasa de engagement. Se obtiene dividiendo la tasa de interacciones entre el alcance y dividiéndolo entre 100.
  • Conversión. ¿Qué porcentaje de personas llevaron a cabo una acción que pretendíamos que hicieran (como comprar, suscribirse, etc)? La tasa de conversión (número de acciones/visitas totales) es, por ejemplo, un KPI que nos ayudará en este punto.
  • Fidelización. Se refiere a una relación del usuario con nuestra marca a través del tiempo.

Para cada objetivo, elegimos al menos un KPI.

➡ 5. Definir las redes sociales

Ya sea que actualmente tengamos presencia en redes sociales o no, debemos hacer un análisis para determinar en cuáles de ellas voy a volcar mis esfuerzos.

No se trata de elegir automáticamente las que creemos que son más populares en el momento.

Recordemos que una red social supone un compromiso de trabajo en el tiempo. Antes de hacer un trabajo deficiente o dejar abandonados perfiles/páginas, es mejor no crearlos.

Escojamos solo las redes sociales que somos capaces de gestionar adecuadamente.

Debemos escoger tomando en cuenta:

Dónde está mi público.

Esto es posiblemente lo más importante.

De nada me servirá, por ejemplo, abrir un perfil en la red más popular entre adolescentes si ofrezco  productos para la población adulta mayor. (A menos que tengamos una visión a muuuy largo plazo, claro 😉

Lo que me permiten mis recursos.

Si, sería genial estar en todas partes. La pregunta es ¿cuántas y cuáles plataformas puedo alimentar consistentemente durante mucho tiempo?

Cuáles funcionan mejor a mis objetivos.

Sabiendo que los recursos son limitados, destinemos más tiempo y dinero a aquellas redes sociales que nos dan mejor resultado. Esto probablemente lo sabremos con la práctica.

Como elegir las redes sociales de mi negocio

En los casos en que no se cuenta con muchos recursos, puede ser una buena alternativa abrir páginas o perfiles de manera programada.

Por ejemplo, decidir trabajar en Facebook hasta que se consolide y luego abrir twitter.

Si ya tenemos presencia, podemos optimizar los perfiles y páginas.

También decidir si seguiremos con lo que tenemos, cerraremos alguna plataforma, o por el contrario abriremos otra.

Este es el tipo de decisiones estratégicas que podemos tomar cuando tenemos un plan de marketing en redes sociales que nos lleva de la mano.

➡ 6. Crear una estrategia de marketing en redes sociales y diferentes acciones

Un mapa muy general nos dice desde dónde partimos y hacia dónde vamos. También la ruta a seguir.

Pero necesitamos algo más específico para nuestro día a día. Algo así como un itinerario de viaje.

El plan de acción es nuestra guía de trabajo en RRSS.

Nos va a detallar todas y cada una de las acciones que llevaremos a cabo para alcanzar los objetivos en redes sociales.

También cuándo las llevaremos a cabo y quién será el responsable. Porque lo normal, es que el plan de gestión lo haga el Social Media Manager, pero sea el Community Manager quien lo ejecute.

Entre las acciones para la gestión de redes sociales están:

Interacción con la comunidad.

Este es el corazón de la gestión de redes sociales; el trabajo más constante. Debemos determinar el tono de la comunicación, los horarios para contestar mensajes, si se utilizarán bots, etc.

Creación, publicación y promoción de contenido.

Es vital tener claro, según nuestros objetivos, qué vamos a publicar, dónde y cuándo.

Creamos un calendario de contenidos en redes sociales en función de nuestra estrategia (no podemos improvisar).

Así produciremos piezas (video, texto y/o audio) con un propósito en mente y maximizaremos nuestros recursos.

Fechas especiales.

Si, por ejemplo, gestionamos las redes sociales de una empresa de avicultura, no podemos despertar un día y llevarnos la sorpresa de que se celebra el Día Mundial del Huevo.

Algo así debe estar debidamente calendarizado.

Eventos especiales.

Similar al anterior pero se trata de eventos que pueden incluso ser transmitivos en vivo.

Para ello ocupamos campañas de expectativa, planeación de la transmisión, coordinación de RRSS durante el evento, etc.

Sobra decir que no es algo que podamos improvisar con buenos resultados.

Concursos y otras acciones para aumentar el engagement.

Cada una debe tener un objetivo claro y debe ser muy bien planificada.

Cambios de imagen.

¿Cada cuanto tiempo cambiaremos la gráfica en nuestras páginas y perfiles? ¿Haremos portadas diferentes en algunas temporadas como navidad? ¿Necesitamos sesiones de fotos?

Campañas de anuncios.

Sin anuncios es muy difícil lograr resultados importantes en términos de conversiones.

Como esto supone la inversión de dinero, debemos planificar. Además implica acciones como creación de landing pages, gráfica o videos para los anuncios, redacción de copys, etc.

Gestión de crisis.

Nadie quiere una crisis en redes sociales. Pero la realidad es que estamos expuestos; la posibilidad de tener una no disminuye si la ignoramos.

Las crisis se gestionan antes de que sucedan, y para ello debemos saber paso a paso como hacerlo.

Como ves, hay mucho que definir en nuestro plan de acción. Al igual que con el itinerario de nuestro viaje imaginario, puede ser que en algún punto decidamos variar algo (no está escrito en piedra).

➡ 7. Elegir las herramientas

Existen muchísimas herramientas (gratis y de pago) para gestión de RRSS.

Nos permiten, entre otras cosas:

  • Monitorizar hashtags en redes sociales, palabras clave, url.
  • Programar publicaciones.
  • Responder mensajes automáticamente.
  • Acortar y medir enlaces.
  • Analizar y medir.
  • Crear imágenes y videos.
  • Mejorar la productividad.
  • Otras acciones de gestión de redes sociales.

Es importante hacer una investigación para determinar cuáles herramientas nos van a servir en nuestro caso específico, independientemente de lo complejas o completas que parezcan ser.

A modo de ejemplo, en el escenario de viaje, de nada me sirve un automóvil de lujo si mi trayecto está lleno de carreteras empedradas. Ocuparía entonces un 4×4.

Las herramientas deben estar a nuestro servicio y no al revés.

Recordemos siempre que la función de éstas debe ser hacernos más sencilla y efectiva la gestión de nuestras redes sociales.

Hasta aquí la creación de nuestro plan de gestión.

Implementación del plan de marketing en redes sociales

La creación del plan de gestión es un proceso bastante laborioso. A pesar de su importancia, es apenas el inicio.

1.Ejecución

Después de mucho planear nuestro viaje, afinar el itinerario, alistar el equipaje de recursos, etc, ¡estamos listos para la acción! De nada sirve un gran mapa si no lo vamos a usar…

Basados en nuestro plan de gestión, administramos día a día nuestras redes sociales.

Ejecutar nos permite probar en la práctica todo lo que planeamos. No es lo mismo lo escrito en papel que la realidad.

Por ejemplo:

  • Comprobaremos cuáles contenidos son mejor recibidos.
  • Tendremos trato directo con nuestro buyer persona. Esta retroalimentación nos va a permitir conocerlo mejor y afinar nuestro avatar.
  • Obtendremos datos exactos de nuestras campañas de publicidad.
  • Experimentaremos el trabajo en equipo. Cuando dividimos el trabajo en nuestro plan de acción en realidad no podíamos medir con precisión ciertos factores humanos como la capacidad de trabajar con ciertas personas o la presión de la carga de trabajo.

Este proceso de observación producto de la experiencia debe apoyarse en métricas. Es cuando entra en escena la evaluación y optimización del plan de gestión de redes sociales.

2. Evaluación y optimización

Cómo hemos dicho, ninguna estrategia de marketing en redes sociales es perfecta.

Habrá problemas en el camino. Debemos hacer uso de nuestros KPIs y herramientas de medición para llevar el pulso del viaje.

Podemos monitorizar nuestras métricas constantemente y hacer pequeños ajustes obvios.

Por ejemplo, si detecto un error en un anuncio que está costando mucho dinero, lo corrijo de inmediato.

Además es necesario calendarizar las fechas en que haremos evaluaciones a profundidad.

No existe una receta para la frecuencia, sin embargo es importante que los intervalos entre revisiones no sean:

  • Muy cortos. Para saber si algo está funcionando hay periodos de ajuste. Si hoy abrimos una página de facebook, no podemos concluir en una semana que nuestra estrategia no está dando resultados.
  • Muy largos. Si por el contrario dejamos pasar mucho tiempo antes de hacer una evaluación,  podemos dejar pasar errores que nos hagan perder tiempo y dinero.

Debemos establecer cada cuánto vamos a analizar resultados.

Estas evaluaciones deben documentarse.

Si trabajamos para un cliente, son la materia prima para los reportes periódicos. Pero su objetivo más importante es hacer ajustes que permitan mejorar el plan de gestión de redes sociales.

¿Quién debe crear y ejecutar mi plan de gestión de redes sociales?

Como ves, no es tarea sencilla. Demanda tiempo, dedicación y conocimientos. Podemos:

¿Cuál es tu caso? ¿Crees que estás listo para crear y ejecutar tu plan de marketing en redes sociales?

Cuéntame tus dudas en los comentarios…

Te dejo el resumen de los pasos en una infografía.

Infografía Plan de marketing en redes sociales

Ayudanos a mejorar, ¿te ha gustado?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
1 Comment
  • Marian Torrres
    Posted at 04:22h, 15 julio Responder

    Gracias al equipo, pero sobretodo a la periodista que escribió este artículo, Es importante que no da la poción mágica, sino la realidad ajustada a cada empresa. Estoy más clara en la estrategia que implementaré desde cero para una productora.

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Máster de Marketing Digital (100% Práctico)

Dale un giro a tu vida profesional y conviértete en un referente en tu área.

Sesiones de mentoring personalizadas 1 a 1 para trabajar en tu proyecto.