Qué es el Posicionamiento de Marca y qué tipos de estrategias existen [Ejemplos]

Escuela Marketing and Web - Qué es el Posicionamiento de Marca y qué tipos de estrategias existen [Ejemplos]

¿Te has parado a pensar alguna vez por qué te deberían de comprar a ti en vez de a tu competencia?

En gran parte, esto se debe al posicionamiento de marca de una empresa.

Cualquier empresa (independientemente de su tamaño) debe tener bien definidas las estrategias de marketing que les van a permitir alcanzar sus objetivos.

Aquí es donde entran en juego las estrategias de posicionamiento de marca.

Puede sonar muy radical.

Pero en un mercado tan competitivo, tenemos que tener clara cuál es la ventaja competitiva de nuestra empresa.

Pero todo esto lo vamos a ver con detalle a lo largo del artículo, así que no te preocupes.

Master Marketing Digital Online

¿Qué es el posicionamiento de una empresa?

El término posicionamiento se hizo muy popular gracias a dos publicistas Al Ríes y Jack Trout en el año 1982, el cual lo definen como:

«El posicionamiento comienza con un producto que puede ser una mercancía, un servicio, una empresa, una institución o incluso una persona pero posicionamiento no es lo que se realiza con un producto, es lo que se construye en la mente de las personas, es decir, el producto se posiciona en la mente de las personas«

A pesar de los años que tiene este concepto y con todo lo que está evolucionando el mercado, sigue siendo una estrategia imprescindible en cualquier plan de marketing digital.

En otras palabras, el posicionamiento es el lugar que ocupa un producto o servicio en la mente de un consumidor en comparación con los productos de la competencia.

Que es el posicionamiento de marca

Es decir, el posicionamiento de una empresa es la imagen que vamos a proyectar al mercado y por la que queremos que nos conozcan y recuerden nuestros clientes.

Esto es lo realmente importante.

Cuál es motivo por el que mi cliente debe comprar mis productos o servicios en lugar de irse a comprarlos a mi competencia.

¿Para qué sirve el posicionamiento de marca en el marketing?

Puedes pensar que esta estrategia es únicamente cosa de las grandes empresas o multinacionales.

Pero si el posicionamiento es la imagen que proyecta nuestra empresa a nuestro cliente, respecto a nuestra competencia…

¿no crees que es una estrategia básica en cualquier negocio, por muy pequeño que sea?

Y es que el posicionamiento de marca en el marketing nos facilita el conocimiento real de nuestros productos y servicios.

Gran parte de ello se debe a que debemos pararnos a pensar y a definir exactamente en qué nos vamos a diferenciar y sobresalir en el mercado.

También nos va a suponer tener que estudiar a la competencia y conocer en qué destaca exactamente y cómo está posicionada.

¿Con qué objetivo?

Con el fin de encontrar nuestra diferencia real respecto a ella y la manera más apropiada de compararnos.

A la hora de desarrollar una estrategia de posicionamiento de marca debemos tener en cuenta:

1) El público objetivo al que se dirige la empresa.

Una estrategia primordial es la segmentación del mercado con el fin de definir cuál es nuestro público objetivo.

Si el posicionamiento es decirle a nuestro cliente cómo debe recordarnos, qué elemento tan fundamental es saber con exactitud quién es nuestro público objetivo.

Así podremos enfocarnos en él, sabiendo dónde se encuentra y qué es lo que más valora para ofrecerle precisamente lo que está buscando.

2) De qué manera mi empresa se diferencia del resto de nuestro competidores.

El posicionamiento de marca también ayuda a que cada empresa decida en cuántas características se diferencia respecto a su competencia.

Los beneficios por los que vamos a posicionar nuestros productos o servicios en la mente de nuestro consumidor deben poseer características que verdaderamente destaquen.

Existen diferentes criterios por lo que nos podemos distinguir de una manera muy clara de lo que realiza el resto:

El beneficio que aporta el producto o servicio debe ser muy importante y valorado por un número suficiente de clientes.

Si el segmento que nos necesita es muy pequeño no tendrá sentido emplear nuestros esfuerzos.

La diferencia que ofrece ese servicio o producto es realmente superior al beneficio que ofrecen los demás competidores o mejor aun, no pueden ofrecerlo.

Saber que ventaja competitiva nos distingue del resto y que sea rentable para la empresa.

Podemos conocer en qué destacaríamos sobre la competencia si desarrollamos esa ventaja competitiva pero con costes elevados que no sean rentables, no podríamos llevarla a cabo.

Aunque es muy complicado de encontrar en un mercado tan saturado, nuestra diferenciación debería de ser difícil de plagiar.

3) Justificación de mi ventaja competitiva.

Ahora ya deberíamos de tener claro cuál es nuestra ventaja competitiva.

El siguiente paso será dejar bien claro que todas las características están justificadas y demostradas, que realmente las podemos ofrecer y que destacan sobre la competencia.

Estrategias de Marketing4) Definición correcta de las 4 P´s del marketing mix.

Otro punto muy importante para el que también sirve el posicionamiento de marca es para solucionar el problema de las 4 p´s del marketing mix.

Una empresa que quiere posicionarse como la mejor propuesta de calidad del mercado, tendrá que fabricar u ofrecer un servicio de alta calidad, con un precio alto, distribuirlo a través de intermediarios reconocidos y promocionarlo en medios de prestigio.

Todo tiene que ir en consonancia y alineado hacia la misma dirección para conseguir que nuestro cliente nos perciba como nos hemos propuesto que nos recuerde.

Determinación de los canales5) Comunicación de nuestro posicionamiento de marca

Hacer llegar nuestra posición a nuestro público objetivo será una parte indispensable.

De nada me sirve definir y desarrollar esta estrategia si luego no voy a ser capaz de comunicárselo a mi mercado.

Existen diferentes tipos de comunicación que podemos utilizar para comunicar nuestro posicionamiento de marca.

Las grandes marcas pueden apostar por los dos medios debido a los grandes presupuestos que poseen para llevar a cabo una campaña publicitaria.

En el caso de las medianas y pequeñas empresas se está apostando fuerte por el medio online.

La publicidad en redes sociales está siendo una gran alternativa para pequeñas y medianas empresas al no necesitar grandes presupuestos publicitarios.

Somos una pequeña empresa y hemos decidido apostar por los medios online, pues fíjate lo importante que es desarrollar y definir bien esta estrategia de posicionamiento de marca.

Queremos potenciar nuestra visibilidad en el medio online porque queremos conseguir más clientes y más ventas y además tenemos claras las estrategias de marketing digital que debemos llevar a cabo para conseguirlo.

Invertimos gran parte de nuestros recursos en cada una de las estrategias y logramos tener muchas visitas en nuestra web.

¿Para qué queremos atraer un montón de visitas si luego todo aquel que entra en ella, no entiende nuestro mensaje, no se identifica y no sabe con exactitud cuál es nuestra principal virtud?

Por lo tanto, es imprescindible empezar por el principio, definir cómo vamos a ser percibidos y recordados por nuestro mercado objetivo y así conseguiremos que el resto de estrategias sean realmente eficaces.

Conseguiremos tener una marca fuerte.

No servirá de nada aplicar y gastar nuestros recursos en los diferentes medios, si no hemos definido exactamente qué somos para nuestros consumidores.

Errores del posicionamiento de marca.

Cada empresa debe decidir cuántos puntos de diferenciación quiere comunicar y promocionar a su cliente.

Ahora bien, existen diferentes puntos de vista respecto al número ideal de beneficios que se deberían destacar.

Muchas empresas se quieren posicionar en el mercado a través de varias características o atributos.

Pero tener más de uno o dos atributos puede ser contraproducente porque cuanta más información queramos que tenga nuestro consumidor más posibilidades hay de que pueda confundirse y no recordarlo.

Diferenciarnos por algo insignificante hará que seamos uno más del mercado y ser del montón lo único que nos puede ayudar es a la desaparición de nuestro negocio.

Cometer el error de posicionarnos por algo que realmente no existe, también pondrá en peligro nuestra credibilidad.

Hay empresas que cometen los siguientes errores a la hora de posicionarse en el mercado y que debemos evitar:

➡️ Infraposicionamiento:

Nuestros consumidores solo tienen una ligera idea de nuestra marca y es vista por una marca más que entra en el mercado, ocurre porque no destina los suficientes recursos para difundir su marca.

➡️ Sobreposicionamiento:

Puede ocurrir que traslademos una propuesta de valor demasiado concreta y no lleguemos a todo nuestro público objetivo porque piensen que ese producto o servicio no va destinado a ellos.

➡️ Posicionamiento Confuso:

Presentar dos o más beneficios puede crear confusión en nuestro público objetivo y no conseguir que realmente nos recuerde por el exceso de información que intentamos hacer llegar.

No tener claro nuestro público objetivo e intentar dirigirnos a varios segmentos diferentes hará que no quede claro para quién es ese producto o servicio y nuestra imagen se diluirá, confundiendo a los consumidores y no llegando a ellos.

➡️ Posicionamiento dudoso:

Fíjate que imprescindible es definir bien nuestra estrategia de posicionamiento y dar al mercado lo que realmente predicamos, porque de lo contrario podemos ser poco creíbles y que duden de nuestro producto o servicio.

Si ocurre esta situación podemos fijar en la mente de nuestro consumidor una imagen negativa y conseguir justo el efecto contrario

Cómo elegir el posicionamiento más adecuado para nuestra marca

Para saber dónde nos queremos posicionar en el mercado debemos realizar un análisis exhaustivo de nuestra competencia y conocer cómo se han posicionado.

Compararnos con el resto nos permitirá sacar muchas conclusiones y para realizar esta comparativa existe el mapa de posicionamiento.

Es una herramienta de marketing que nos ayuda a conocer dónde está nuestra posición en el mercado respecto de nuestra competencia, en base a las variables que queremos comparar, como pueden ser

  • Precio
  • Calidad
  • Usabilidad
  • Características del producto o servicio
  • Servicio al cliente
  • Beneficios
  • Diseño
  • Status
  • etc…

Este mapa nos muestra a golpe de vista y muy gráficamente dónde estamos situados en el mercado respecto de mi competencia.

Podemos ver la oportunidad o el hueco que tenemos ante la competencia para podernos posicionar en función de las variables seleccionadas que consideramos que son muy importantes para nosotros.

Ejemplo mapa de posicionamiento

El mapa de posicionamiento está formado por dos ejes y en cada uno de ellos pondremos la variable que queremos comparar.

En el eje vertical yo he elegido diseño y esto significa que cuanto más arriba del eje, más diseño tiene ese producto y cuanto más abajo menos diseño.

En el eje horizontal la otra variable es precio, es decir, cuanto más a la derecha se encuentra el producto es más caro y cuanto más a la izquierda más barato.

Podemos ver en el mapa como el producto a comparar puede tener un gran diseño, por ejemplo una marca de ropa que es representada por el círculo naranja, pero estar al alcance de muy pocos, es decir, sería una marca de ropa muy exclusiva.

El resto de círculos de colores representan a los otros competidores, los hay con precios más accesibles pero con diseño muy justo o nada de diseño pero muy buenos precios.

Y nosotros (círculo verde) donde nuestra ropa tiene un gran diseño aunque no sea como el top del mercado pero nuestros precios puedan ser mucho más accesibles, podremos elegir posicionarnos como ropa de diseño al alcance de todos.

Tipos de estrategias de posicionamiento de marca

Existen diferentes tipos de estrategias de posicionamiento de marca entre las que una empresa, después de estudiar a su competencia, puede decidir llevar a cabo :

1) Posicionamiento basándonos en la Competencia.

Este tipo de posicionamiento de una marca depende de las ventajas competitivas que ofrecemos respecto de la competencia.

Es decir, vamos a comparar la característica principal de nuestra marca demostrando nuestra superioridad entre quienes ofertan el mismo tipo de producto que el nuestro.

En el caso de que tengamos una clara ventaja competitiva podemos posicionarnos como los líderes del mercado y ser la primera marca.

Si ya hay un líder claro podríamos llegar al consumidor como alternativa a esta marca.

Un claro ejemplo lo podemos ver en este anuncio de Don Simón.

En el que se compara con Granini, que es uno de los zumos líderes del mercado, intentando dejar muy claro porque hay comprar Don Simón y no los zumos Granini.

2) Posicionamiento basado en el atributo:

En este caso nos vamos a posicionar en nuestro mercado resaltando una característica o bien propiedades físicas, químicas y/o técnicas del propio producto o servicio que ofrecemos.

La podemos llevar a cabo si tenemos un producto o servicio cuya característica es única o bien si tenemos el mismo atributo que nuestros competidores pero que ofrece una clara diferenciación.

También podremos posicionarnos con una característica que aunque también la tiene nuestra competencia, no la ha comunicado al mercado y al ser desconocida para nuestro consumidor.

Fíjate en este ejemplo.

La marca Bimbo quiere posicionarse en nuestra mente, como consumidores de pan de sándwich, destacando la característica de que es el pan más tierno del mercado comparado con el resto de competidores que venden en el mercado este tipo de pan.

3) Posicionarse resaltando los beneficios del producto

En esta estrategia el posicionamiento se centra resaltando los beneficios del producto o servicio.

Es decir, hacemos apelación a lo que nos va a aportar el contratar ese servicio o consumir ese producto.

Esta marca de detergente se posiciona con el beneficio de dejar tu ropa «como nueva».

La deja limpia e impecable, que son beneficios que también destacarán el resto de competidores de detergente, pero nos resalta que el beneficio de usar su detergente es que «cuida la ropa lavado tras lavado» y por eso seguirá «como nueva».

 

4) Posicionarse en un uso o aplicación

En esta estrategia lo que vamos a destacar es el uso o la aplicación del producto o servicio.

El mercado está lleno de competidores que ofrecen lo mismo al mercado, con productos cuyas características son similares y es complicado encontrar la distinción.

Una forma de destacar es buscar algo diferente en el envase resaltando la facilidad de su uso o cambiando las características químicas que faciliten la aplicación.

Por ejemplo, aquí podría ser el caso de las cremas solares que las presentan en formato spray o gel.

O los quesos que ofrecen formatos ya cortados y son más fáciles de comer en cualquier lugar.

En el ejemplo que podemos ver en el siguiente anuncio del producto KH7, nos está destacando las propiedades del producto pero en lo que más se insiste y resalta es la frase «fácil de usar».

Por lo que este producto se posiciona como «el limpiador de baños del mercado más fácil de usar «respecto al resto de limpiadores del mercado.

5) Posicionamiento basado en el usuario

Este tipo de posicionamiento de marca asocia el producto como el más adecuado para un usuario o un grupo de usuarios.

En este caso las empresas suelen escoger a un personaje famoso en sus campañas publicitarias, con el cual los consumidores se identifican y se sientan ligados al producto o servicio por la afinidad que sienten hacia dicho personaje.

Una empresa que ofrece un servicio prácticamente igual que las competencia, intentará destacar escogiendo a alguien con buena imagen como es el caso de Iker Casillas en seguros Groupama o Rafa Nadal en seguros Mapfre.

Ejemplo Posicionamiento Marca basado en el usuario

En este ejemplo la empresa de coches Kia pretende identificar una característica del producto «un coche extraordinario» con un grupo de consumidores «gente extraordinariamente normal».

Y para persuadir a su cliente potencial utilizan la imagen de Rafa Nadal con el fin de que se puedan sentir afines e identificados con él.

¿Por qué?

Porque es un deportista y una persona extraordinaria (como el coche) con una imagen como persona cercana y normal, como el cliente al que se dirige, gente extraordinariamente normal.

6) Posicionamiento basado en la calidad del producto o servicio

Si realmente tenemos un producto que ofrece una propuesta de valor única, esta estrategia de posicionamiento es la ideal, porque no tenemos la necesidad de competir con la competencia por el precio, sino que vamos a resaltar que nuestro producto es el mejor y el que más valor tiene.

Veamos el ejemplo de la leche Pascual, desde siempre se ha posicionado por la alta calidad de sus productos. Como siempre han dicho en su eslogan «la calidad, nuestra razón de ser», siempre hacen mención a su calidad en sus anuncios, en sus productos, eslogan e incluso en una página web con el nombre de calidadpascual.com.

7) Posicionarse basándonos en el precio

Si nuestro producto es líder en costes y podemos permitirnos ser los más bajos del mercado esta será una gran opción frente a la competencia y podremos destacar que nuestro producto o servicio es el más barato del mercado.

Ejemplo posicionamiento basado en el precio

Factory Colchón es un claro ejemplo de posicionamiento por precio, si pensamos en quién puede vendernos colchones baratos, nos vendrá a la cabeza esta tienda de colchones en caso de necesitar uno y quererlo muy barato, en este caso no estaremos asociándolos a las características de los colchones, calidad o modelos, sino que destaca claramente por el precio.

8) Posicionarse en base a un estilo de vida.

Este posicionamiento hace alusión al estilo de vida y de costumbres de los consumidores a los que nos queremos dirigir, seremos la mejor alternativa para el grupo de personas que afrontan la vida de la misma manera.

Un claro ejemplo son los productos dirigidos a nichos de mercado como pueden ser las personas que quieren productos ecológicos.

No es consumir determinados productos, es realmente un estilo de vida porque supone una manera concreta de pensar y de vivir que afecta a la alimentación, higiene personal, ropa, etc.. se busca productos para el día a día lo más naturales posibles.

Esta empresa que vende leche en el mercado ofrece este producto «leche Eco» dirigiéndose a aquellas personas que consumen productos ecológicos, no se alude a su sabor, ni calidad, ni precio, lo que se resalta es que la leche proviene de ganadería ecológica y es a este segmento al que se dirige, resaltando y dejando claro de dónde proviene el producto.

9) Reposicionamiento de marca

Actualmente el mercado están en continuo cambio y además sucede cada vez más rápido.

Surgen nuevos competidores, nuevas tecnologías, productos y servicios alternativos, incluso cambios en la legislación que pueden generar desajustes en las estrategias que las empresas están llevando a cabo y que hasta ahora habían funcionado.

Por lo que donde tenemos un buen posicionamiento de nuestra marca durante años, debido a estos cambios que está sufriendo el mercado, nos toque reposicionar nuestra marca.

Esto supone cambiar el enfoque que teníamos hasta ahora por uno nuevo, teniendo en cuenta las nuevas posiciones de la competencia y de nuestros productos o servicios en el mercado.

El reposicionamiento nos supondrá reorientar y redefinir nuestra estrategia de posicionamiento de marca y puede afectar a muchas cosas como logo, nombre, valores de la empresa, conceptos, ventaja competitiva, etc.

Remover demasiadas cosas, puede acarrear muchos beneficios y puede que merezca la pena invertir en ese cambio, pues podemos lograr que lleguemos a nuevos mercados a los que dirigirse, nuevos canales de distribución, nuevos países, etc.

Pero también podemos equivocarnos y sufrir el efecto contrario, por lo que es un movimiento estratégico, que se debe estudiar en profundidad y no tomar a la ligera.

Ejemplo de reposicionamiento de marca

Un ejemplo claro de reposicionamiento es el que hizo la marca Dunkin Donuts que pasó a llamarse Dunkin Coffe, en este caso no solo llaman al cliente por los donuts, sino el lugar donde encontrar más productos como bebidas y café.

En este caso la causa del reposicionamiento fue porque no podían tener en su nombre la palabra donuts porque es una marca registrada por la competencia.

Conclusiones

¿Ya tienes claro con qué te asocia tu cliente? ¿Tienes bien definido en qué te diferencias de la competencia?

Espero que entiendas y tengas más claro la importancia de definir la estrategia de posicionamiento de marca.

Saber destacar nuestra marca, servicio o producto, para que nuestro público objetivo se acuerde y piense en nosotros cuando vaya a comprar o necesite nuestro servicio, en lugar de acordarse de nuestra competencia, es para considerar esta estrategia muy en serio.

Los ejemplos que hemos visto hacen referencia a marcas muy conocidas con el fin de que se entiendan los conceptos que explico, pero es una estrategia a aplicar tenga el tamaño que tenga cualquier empresa.

Si eres un pequeño negocio de una zona determinada de una ciudad o de un pueblo, tendrás que estudiar muy bien a tu competencia y saber cómo querrás que los clientes te recuerden y te busquen a ti y no se vayan a la competencia de al lado.

Ayudanos a mejorar, ¿te ha gustado?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Máster de Marketing Digital (100% Práctico)

Dale un giro a tu vida profesional y conviértete en un referente en tu área.

Sesiones de mentoring personalizadas 1 a 1 para trabajar en tu proyecto.